h1

20 octubre 2009

La noche que Max se puso su traje de lobo y se dedicó a hacer faenas de una clase y de otra su madre le llamó “¡MONSTRUO!” y Max le contestó  “¡TE VOY A COMER!” y le mandaron a la cama sin cenar.

Esa misma noche nació un bosque en la habitación de Max

y creció…

(“Donde viven los monstruos” de Maurice Sendak)